La automoción catalana quiere apostar por la pila de combustible y ser un referente europeo

DESTACAT
18/1/21
9
0

La industria de la automoción catalana quiere hacer una apuesta clara por la tecnología de la pila de combustible y convertir Cataluña en un desarrollador, fabricante y comercializador de este producto. Así lo demuestra la reunión de este mes de enero, organizada por el CIAC, en la que más de 20 empresas han empezado a debatir cómo ser uno de los principales fabricantes de Europa, con una capacidad de producción inicial de 20.000 unidades anuales con una potencia de 100 kW. Esta tecnología se podría aplicar a vehículos como el coche, el tren, el autobús o el camión ya que permite recorrer más kilómetros que con la batería eléctrica.

El proyecto, que se enmarca en las propuestas tractoras presentadas al gobierno de la Generalitat para optar a los fondos Next Generation tendría un coste de unos 60 millones de euros y un calendario que iría de dos a cuatro años, es decir, empezar la producción en 2025.

La apropiación del mercado de fabricación de baterías eléctricas por parte de China y que todavía no exista una producción en cadena de pilas de combustible, la convierten en una opción tecnológica e industrial muy atractiva. Las previsiones es que hasta 50 empresas del CIAC puedan formar parte de esta nueva industria.

Comentaris

Formem part de

Amb el suport de

Partners de

Col·laborem amb